Un río tiene un nivel de contaminación 4.600 veces superior al tolerado.

Un río tiene un nivel de contaminación 4.600 veces superior al tolerado.

El río Suquía, que atraviesa la ciudad de Córdoba (Argentina), presenta tras su paso por la urbe unos niveles de contaminación que superan en 4.600 veces los permitidos por la legislación vigente. Así lo revela un estudio realizado por el Centro de Química Aplicada de la Universidad Nacional de Córdoba.

El estudio fue realizado a pedido de los vecinos de Capilla de los Remedios, localidad situada aguas abajo que sufre las consecuencias del descomunal nivel de degradación de la calidad del agua. Las muestras analizadas arrojaron como resultado la cantidad de 23 millones de bacterias coliformes por cada 100 mililitros de agua, de las cuales más de 9 millones son de procedencia fecal.

El Río Suquía a su paso por Córdoba

La normativa vigente, el Decreto Provincial 847-16 (Reglamentación de estándares y normas sobre vertidos para la preservación del recurso hídrico provincial) establece que los efluentes vertidos sobre ríos pueden poseer un máximo de 5000 unidades de coliformes por cada 100 mililitros.

Estas cifras confirman el grado de la contaminación bacterial que presenta el Río Suquía a una distancia de 37 km de la planta de tratamiento de efluentes cloacales de Bajo Grande, situada en Córdoba, planta que fue ampliada en 2011, pero al parecer insuficiente para la demanda de la población.

                             

Ya en 2012 estudios alertaron sobre la gravedad del problema. Investigaciones realizadas por técnicos de la Universidad Nacional de Córdoba y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) demostraron que el Suquía presentaba una elevada contaminación en el trazado que atraviesa la capital provincial. La investigación fue publicada en la revista científica Archives of Environmental Contamination.  

En 2016 un estudio del Centro de Química Aplicada (Cequimap) de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba ponía de manifiesto la gravedad del problema.

La contaminación no es generada únicamente por los efluentes de la capital cordobesa. El lago San Roque, embalse que provee de agua al 70% de la ciudad, recibe al año 8.000 toneladas de materia fecal según un informe realizado por el Laboratorio de Biorremediación Municipal de Villa Carlos Paz. A esto deben sumarse otros contaminantes como detergentes y basura de toda clase.

El vertedero situado en la presa del Lago san Roque

Costa de Villa Carlos Paz sobre el lago San Roque

Este lago artificial es el centro de una zona turística cuyas infraestructuras no alcanzan a cubrir las exigencias de una creciente población estable que se multiplica en época vacacional. Las numerosas localidades turísticas que se despliegan a lo largo de los ríos afluentes y del propio lago son la mayor fuente de contaminación del embalse. La deforestación constante también genera falta de retención de aguas pluviales que arrastran toda clase de residuos.

Se impone un urgente plan integral de saneamiento de la cuenca del río Suquia que provee de agua potable a más de un millón de personas.

Enlaces externos:

http://elresaltador.com.ar/informe-la-unc-confirma-la-contaminacion-rio-suquia/

http://www.lavoz.com.ar/editorial/suquia-contaminado

http://noticias-ambientales-cordoba.blogspot.com.ar/2012/09/contaminacion-del-suquia-afecta-la.html

https://www.laizquierdadiario.com/Cordoba-las-aguas-del-Rio-Suquia-bajan-turbias

http://noticias-ambientales-cordoba.blogspot.com.ar/2018/04/el-san-roque-recepta-8-toneladas-de.html

https://www.springer.com/la/book/9783319677552

 


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies